Todo cambia. Nuestra vida, nuestra forma de percibir la realidad, la gente que nos rodea, el mismo mundo, a cada segundo.

Vivimos en un completo estado de cambio, donde nada es estático, y hasta donde la misma locura ha mutado en algo, incluso, irreconocible.

Hoy alcancé ese estado, entre demente y cuerdo, donde el tiempo pasa, sin que me duela, sin que mi visión se distorsione por la desolación. Sin que una herida sangre de manera incontrolable, impidiéndome curar la desdicha.

Hoy admito que estoy loco.

Tengo una locura perfecta.

Pabli

domingo, 26 de diciembre de 2010

Débil

Hoy caí de nuevo en tu engaño.

Me dejé llevar por tu rostro de angel,

Y tu alma de demonio.

Me encerraste, te metiste en mi piel.

Me rasgaste el corazón,

Me hiciste daño.

Confié de nuevo, que iluso.

En que tu perversidad no era otra cosa

Que un producto de mi imaginación.

Pero no era eso,

Al final tenía razon...

Eres maligna.

Juegas con todos,

No solo conmigo.

Juegas con fuego y no te quemas,

Incendias al otro,

Lo dejas llorando

Con una herida,

Una pena.

Soy débil por amarte,

Débil por dejar manipularme.

Débil por no alejarte.

Un segundo perdido en tus labios,

Y el dolor del abandono desaparece...

Un segundo despues, cuando ries y te burlas,

Diciendo que a nadie perteneces,

Todo el mal vuelve,

Porque eso es lo que buscas...

Que sufra, que llore, que te implore...



Pabli.

4 comentarios:

Sofía Godiva dijo...

Qué bueno!!

Siempre me encanta lo que escribes...
y me gusta más cuando le pones sentimiento...

Aly Lu! dijo...

wow! Pabli este esta muuy bueno
como transmites es incrible.
Felicidades

Yadira Palafox dijo...

pppFFF,
estte me encanto,
es grandioso FELICIDADES!

lisy dijo...

Hay pasion, coraje, devilidad y desesperacion en cada linea de tus versos.

PABLI ,esto lo sacaste del corazon !

Besos y abrazos,

LISY