Todo cambia. Nuestra vida, nuestra forma de percibir la realidad, la gente que nos rodea, el mismo mundo, a cada segundo.

Vivimos en un completo estado de cambio, donde nada es estático, y hasta donde la misma locura ha mutado en algo, incluso, irreconocible.

Hoy alcancé ese estado, entre demente y cuerdo, donde el tiempo pasa, sin que me duela, sin que mi visión se distorsione por la desolación. Sin que una herida sangre de manera incontrolable, impidiéndome curar la desdicha.

Hoy admito que estoy loco.

Tengo una locura perfecta.

Pabli

jueves, 23 de diciembre de 2010

Descubierta

  • Viviendo de recuerdos,
    Oculta en un cajón
    Entre calcetines viejos,
    Polvo y soledad.

    Una joya preciosa
    Que perdió su color,
    Con una grieta en su centro
    Ya sin ningún valor.

    La encuentra una tarde cualquiera,
    Buscando un rayo de sol
    Para su diario vivir de tonos azulados,
    Pero sin ningún calor.

    Se acerca de forma casual, con temor a espantar,
    La gema más hermosa que tanto le costó encontrar.
    Su canto es un susurro, buscando provocar,
    De una manera suave, aprovechando de tocar.
    Largos dedos le quitan el polvo
    Y su aliento la hace volver a brillar.
   
        Rocío.

    

2 comentarios:

Pabli.sanz dijo...

Que buena poesía Rocio! :D

Me gusta...! Siempre escribís muy bien...!

lisy dijo...

Rocio, Me hiciste pensar en una joven educada a le antigua que vive alejada de la sociedad moderna en la que no se aprecian los verdaderos valores morales, encontrandose con un hombre triste posiblemente desilucionado del amor,que al verla sabe apreciar la pureza de su alma. Al mismo tiempo que el recupera su interes por la vida al saber que aun hay mujeres buenas tambien la ayuda a ella alejandola de esa soledad y le ensena a Amar.

No se si fue eso lo que trataste de inspirar pero yo lo senti asi.
Me gusto mucho!!

Con carino,
LISY