Todo cambia. Nuestra vida, nuestra forma de percibir la realidad, la gente que nos rodea, el mismo mundo, a cada segundo.

Vivimos en un completo estado de cambio, donde nada es estático, y hasta donde la misma locura ha mutado en algo, incluso, irreconocible.

Hoy alcancé ese estado, entre demente y cuerdo, donde el tiempo pasa, sin que me duela, sin que mi visión se distorsione por la desolación. Sin que una herida sangre de manera incontrolable, impidiéndome curar la desdicha.

Hoy admito que estoy loco.

Tengo una locura perfecta.

Pabli

miércoles, 22 de diciembre de 2010

No tengo tiempo.

No tengo tiempo para decirte todas esas cosas que siempre sentí. Ya no recuerdo cuando esa atracción se transformó en sentimiento.
Dejé pasar segundo preciados en tu compañía para confesar aquello que mi corazon alberga.
Ahora te vas, enamorada de otra persona.
Ahora te vas, dejándome sufriendo, en un papel de amigo fiel.
Pero no es tu culpa, porque siempre yo fui el cobarde. El que postergaba ese momento tan intimo que tenía que pasar hacía tanto tiempo.
Quizás hubieramos tenido una oportunidad, quizás hubieramos sido felices, no lo sé.
Mi vida siempre ha estado llena de supuestos.

Ni siquiera tengo tiempo para soportar mi pena, porque tengo que montar la escena felicidad.
Tengo que fingir que soy feliz por tí, aunque de hecho, me consume el dolor.
Sé que él no te merece, pero tambien que yo tampoco, porque si fuera digno de tí, me hubiera animado a confesarte mi amor.
Tú no necesitas un cobarde, necesitas alguien que te proteja.
Alguien que sepa dar la cara, como no lo he hecho yo.
Y él lo hizo, por lo menos eso.
Pero no esta preparado para ser esa parte de tí.
Yo sí se quien eres, sé cada una de tus debilidades, y de tus gustos extraños.
Estamos hechos para estar juntos, eso me lo dicta en corazón.

Pero nuevamente lo digo, se me ha acabado el tiempo, porque mañana partes de mi vida, y enlazas la tuya a él,
a ese tonto que cree que te conoce...

No quiero ser egoísta, y desear que no seas feliz, te quiero demasiado para desearte el mal.
Aunque una voz en mi cabeza me dice que no tardarás en volver.
Quizás no sea un certeza mas si una simple esperanza de mi corazón...

No lo sé...

No se tantas cosas.

Lo único que tengo claro es que te amo, que siempre lo he hecho, desde el mismo día en el que te conozco.
Y ahora te vas, te vas, te vas...

Y yo quedo aquí, en el papel de amigo,
que sonríe al despedirse, pero que se derruba por dentro.

4 comentarios:

Sofía Godiva dijo...

¡¡Qué romántico!!

Y qué bonito que tienes el diseño del blog, me encantó.

Ey, mi chico sexy, te haces el duro, pero tu fibra sensible es más fuerte y evidente de lo que crees.

No puedo dejar de decir que me encanta cuando escribes, más aún si es con tanto sentimiento.

Besote y... también se te quiere por acá.

Rocío.

Sofía Godiva dijo...

Aaaaaaaah!!!

Acabo de ver qué música pusiste en el MixPod ¡Toda mi favorita! jajaja adoro GLEE.

Aly Lu! dijo...

awwww!! qe lindo y romantico
es una declaracion perfecta, escribes divino, tienes un don!

lisy dijo...

Enamorado en secreto de tu major amiga y el sacrificio del silencio por amor a ella.

Muy hermosa tu composicion PABLI!

Besos y abrazos,

LISY