Todo cambia. Nuestra vida, nuestra forma de percibir la realidad, la gente que nos rodea, el mismo mundo, a cada segundo.

Vivimos en un completo estado de cambio, donde nada es estático, y hasta donde la misma locura ha mutado en algo, incluso, irreconocible.

Hoy alcancé ese estado, entre demente y cuerdo, donde el tiempo pasa, sin que me duela, sin que mi visión se distorsione por la desolación. Sin que una herida sangre de manera incontrolable, impidiéndome curar la desdicha.

Hoy admito que estoy loco.

Tengo una locura perfecta.

Pabli

sábado, 25 de diciembre de 2010

Pero No Puedo

Sonrío y te digo:

No puedo ignorarte, fingir que no te siento
Con tu risa maliciosa y ese ingenio, tierno y juguetón.

No puedo dejar de sentirte, tú aroma a humo,
Mezcla de limón y picardía, la mirada furtiva
Y esa caricia, fingiendo casualidad.

No puedo dejar que me gustes,  exijo dejar de pensar en ti,
Deseo no sentir celos, ni regocijarme de los tuyos,
Quiero no quererte, me lo prometo al final del día.

Pero mientras el frío nos cubre,
El corazón se vuelve más débil
Y te vuelvo a sentir cerca,
Tratando de ignorarte...
Fingir... no sentir...

Pero no puedo.


Rocío.

5 comentarios:

Pabli.sanz dijo...

Muy buena creación amiga! Cuanto talento junto hay en este blog!

jajajaj!

Te quiero,

PAbli

Argen dijo...

muy bueeno!.. me gusto mucho ;)

iaras dijo...

Qué lindo!!!
Pienso en que poner y no deja se suspirar y de pensar " que lindo"!!

lisy dijo...

Esto es un corazon que pide a una devil mente que detenga un deseo incontrolable y no puede. El deseo es mas fuerte.

Rocio, dices mucho en pocas palabras.
me gusta.

Abrazos y carino,

LISY

Lorena dijo...

excelente!!! me encanta, en especial porque conozco demasiado bien ese sentimiento.

me identifico porque en algun momento de mi corta existencia sufri la tragedia de no poder dejar de pensar en alguien, apesar de su fria indiferencia